ÉRASE UNA VEZ EL EVANGELIO EN LOS CUENTOS

Diego Blanco Albarova

Diego Blanco Albarova
Editorial Encuentro
Madrid 2020

Cuantas veces hemos leído que los grandes autores se han servido de la Biblia para crear relatos que nos han fascinado a todos, así siempre hemos hablado de Tolkien en el Señor de los Anillos o C.S. Lewis en las Crónicas de Narnia.

Sin embargo, mucho más cerca nos encontramos a un autor español que nos lleva de la mano a partir de una serie de cuentos universales y nos muestra como en ellos tenemos el reflejo del Evangelio.

Y un cuento como Blancanieves, o los tres cerditos, vemos como se interpretan desde las acciones de Jesús y sus discípulos, a la par que observamos como a nuestros pequeños de la casa, cuando les contamos un cuento les contamos nuestra fe.

Y aquí es donde encontramos la gran novedad, en primer lugar porque se nos olvidaba “perder el tiempo” contando cuentos, a muy poca gente le gusta centrarse en ellos, pero menos aún el darnos cuenta que contar la fe no es un relato baladí, sino una gran aventura en la que se embarca un corazón deseoso de llenarse de grandes acontecimientos y sobre todo de compañeros que le llevan a descubrir como la verdad, la entrega, el compromiso se hace mejor desde la comunidad que caminando en soledad.

Los cuentos como Blancanieves o La Cenicienta, nos ayudan al pequeño y a los grandes, a no ocultar la realidad, que el mundo no siempre es fácil y que hay gente mala en el mundo, y que conseguir las cosas implica esfuerzo y renuncia. Y de esa manera el cristiano debe dar testimonio, incluso cuando como dice el evangelio de San Juan, “nos odien sin motivo” por que en nuestra humildad está presente Cristo, que nos lleva a seguir caminando, desde la vida de cada uno, ya que al igual que los cuentos cada vida es distinta una de otros.

Otro cuento, que impresiona y que nunca pensaríamos en como nos llevaría al encuentro de Cristo es el relato de La Bella y La Bestia, la búsqueda de la belleza, que no puede ser otro que Cristo. Pero cuantas veces necesitamos a nuestros hermanos en la fe que nos arranquen nuestra fealdad y nos muestren la belleza que llevamos en el interior, como leemos en Efesios.

En definitiva, un libro muy recomendable, que debemos leer grandes y pequeños y que nos lleva a viajar con los cuentos, descubriendo nuestra vida en Cristo que debe ser compartida con la comunidad de cristianos.