Las homilías de Pentling

Joseph Ratzinger (Trad. Mª Xesus Bello Rivas)

Joseph Ratzinger (Trad. Mª Xesus Bello Rivas)
Ediciones Cristiandad
Madrid 2017

Estimados amigos, os invito a leer un pequeño libro pero sustancioso en su contenido. Son una serie de homilías del cardenal Joseph Ratzinger (Papa emérito Benedicto XVI).

            Según el editor la razón de ser de esta obra es mostrar cómo debe hacerse una homilía, que puntos tratar, como hacer de la Palabra de Dios el centro de la misma y saber llegar a los fieles para que se sientan interpelados por esa presencia de Cristo en sus vidas.

            Sin embargo cuando lees al Cardenal o al Papa emérito sus palabras superan esas expectativas, porque nos está trasmitiendo su vida de fe, y eso es una invitación clara a plantearnos como caminamos nosotros.

            Por ello, la estructura de cada una de las homilías empieza con el texto evangélico a partir del cual va a desarrollar su reflexión, algo importante para nosotros que lo leemos ya que nos ayuda a centrar la invitación a nuestra vida de compromiso con el mensaje de Cristo.

            Ejemplo lo vemos en la primera homilía que es una invitación clara a atrevernos a ponernos ante el Señor en plan de escucha y de actuación. Con verbos dirigidos a cada uno de nosotros tenemos una invitación clara a “esforzarnos”, evitando perdernos en juicios a los demás y centrarnos en nuestra propia vida. Hay una invitación clara a dejar que Él nos mire.

            Interesante la homilía en la que trata de unir las realidades civiles, como es el municipio, con las eclesiásticas, la parroquia. Cuantas veces son motivos de enfrentamiento y disensión que de encuentro y camino conjunto. En definitiva si nos fijamos en los discípulos reunidos en el cenáculo a la espera del Espíritu Santo nos damos cuenta que no hablan de los Estatutos de la nueva Iglesia, sino de la vida ordinaria, desde la oración, la escucha del hermano, en búsqueda de la unión en la alabanza. En definitiva, a todos nos debe llevar al encuentro de la Justicia venida del contacto con Dios, resultado de una convivencia fructífera.

            Entre las homilías del tiempo de Pentecostés, cabe destacar la homilía titulada “Espíritu y libertad, libertad y alianza”. Sobre todo porque nos invita a ver al Espíritu como una fiesta en la que se nos libera y el cual nos da espacio para vivir. Además nos recuerda que en el Nuevo Testamento, el Espíritu se nos muestra también con la imagen del agua, imagen que no es fácil encontrar a la hora de representar al Espíritu. Pero es que el agua es dadora de vida, es manantial, pero a la vez no es posible capturar el agua si no que se pide y se nos da para ser también manantiales de bondad en el mundo.

            Quiero terminar señalando la importancia de la traducción en esta clase de obras, ya que la misma nos ayuda a llegar y comprender las palabras originales del Cardenal Ratzinger, es obra de Mª Xesús Bello Rivas, traductora de múltiples obras del Papa emérito y a la que agradecemos su trabajo.            

En definitiva una obra muy recomendable y que no debemos dejar pasar su lectura, que siempre es una invitación a caminar con Cristo en nuestra vida del día a día.