SUSURROS DE ANGUSTIA Y AMOR

Mª Cristina Inogés Sanz

Mª Cristina Inogés Sanz
Editorial San Pablo
Madrid 2021

Vuelve la autora de este libro a introducirnos en un relato bíblico narrado en primera persona por un protagonista de la acción. En este libro es Judas quien nos cuenta las últimas horas de Jesús de Nazaret, y como él vive la presencia del Nazareno en su vida.

A Judas siempre lo hemos tenido como el villano de la acción, el que no supo dejarse querer por Jesús de un grupo tan variopinto de seguidores. La autora nos describe a un hombre excesivamente práctico, ahogado en sus historias y su ego, que le impiden construir una vida desde la esperanza.

La autora nos invita a avanzar con Judas en primer lugar lo que él piensa de Jesús de Nazaret, de un libertador que iba a librar al pueblo de la opresión de Roma, a la decepción por los pasos que va dando y que se alejan de ese tipo de libertador que esperaba. A ello, le añadimos la decepción por el trato que tiene hacia las mujeres tratándolas como iguales a los hombres, es un hombre de su cultura y eso no lo puede admitir.

Llega el momento de celebrar la Pascua, y Judas va descubriendo que Jesús sabe lo que él va a hacer y sin embargo no le deja de lado y le invita a celebrar junto con todos, él empieza a pensar y sentir a Jesús de otra manera. Y aquí el libro nos presenta a un Judas arrepentido del tiempo que no ha sido capaz de aprovechar junto a Jesús, un Judas que en determinados momentos se parece a nosotros, porque teniéndolo tan cerca sin embargo no hemos hablado no le hemos escuchado como deberíamos hacerlo, sin prejuicios y sin juzgar todo lo que hace.

Cuando lo entrega y descubre que lo ha hecho mal y que sin embargo Jesús no lo condena, es él mismo el que no acepta el perdón no puede reconciliarse, quizás porque no sabe amar y lo que es peor es incapaz de sentirse amado.

Concluye el libro con un Judas agobiado en la soledad, que necesita el abrazo de Dios, pero que no se atreve a recogerlo, que descubre al final que no es necesario pedir el perdón de Jesús, porque no es que perdone, es que Ama y cuando uno ama el perdón es precisamente expresión de ese amor que se vive y se hace realidad en lo momentos más difíciles de la vida. Por ello es tan importante vivir y crecer en la esperanza.

Consigue la autora darnos una visión nueva de Judas, no del traidor, sino de una persona dolorida y rota en su soledad, que descubre la necesidad de sentirse amado, conforme va descubriendo lo que Jesús de Nazaret le ha ido mostrando en su caminar en un túnel en el cual nunca lo dejó sólo, sino que siempre caminó a su lado.

En definitiva, un libro muy recomendable para leer bien sólo o en familia.